No se han encontrado productos en el carrito

No se han encontrado productos en el carrito

Top
mitos aceite de argan

Aunque es cierto que en la actualidad el acceso a las redes y al internet nos han servido como un medio para obtener información de todo tipo, es importante tener en cuenta que no toda la información que se encuentra en la red es veraz o nos puede servir de ayuda. Un ejemplo de ello son los mitos y verdades en torno a los beneficios del aceite de argán para la cara. Por ello en este artículo queremos compartir contigo las propiedades reales de este ingrediente habitual en los productos de cosmética natural, respaldadas por información científica.

 

¿Qué es el aceite de argán?

El aceite de argán (ARGANIA SPINOSA KERNEL OIL) es un aceite vegetal comestible que se obtiene de las semillas del árbol de argán; un árbol endémico del sud-oeste marroquí.

Cuando se aplica sobre la piel, el aceite de argán penetra más fácilmente que otros aceites y se considera un aceite no comedogénico. Es compatible con pieles sensibles y se puede utilizar en todos los tipos de piel.

Composición del aceite de argán:

Como muchos otros aceites vegetales, el aceite de argán contiene un alto porcentaje de ácidos grasos insaturados y es rico en ácidos grasos esenciales.

En su composición encontramos el doble de vitamina E que en el aceite de oliva y és también más resistente a la oxidación.

Químicamente hablando, el aceite de argán está compuesto por triglicéridos de ácidos monoinsaturados (oleico 43-46% y linoleico 29-36%) además de otros dos ácidos omega-6.

Podemos destacar también una pequeña proporción de ácidos grasos saturados (esteárico, palmítico) así como ácidos fenólicos, alcoholes triterpénicos, saponinas, tocoferoles (vitamina E), carotenos, esteroles, escualeno natural y xantofilas.

En este estudio encontramos una tabla con valores de referencia para cada componente. Es de gran importancia recordar que la estructura química del aceite de argán puede variar considerablemente debido al procedimiento de extracción utilizado, la calidad de la materia prima o su origen geográfico.

Propiedades del aceite de argán.

  • Hidratante
  • Nutritivo
  • Antiarrugas
  • Antioxidante
  • Regenerador
  • Regulador del sebo

 

Mitos y verdades del aceite de argán:

¿Es bueno el aceite de argán para la cara?

Sí. El aceite de argán es una fuente rica de vitaminas, contiene ácidos grasos insaturados y otras fracciones insaponificables ricas en carotenoides y tocoferol que ayudan a nutrir la piel de la cara en profundidad. Cómo consecuencia, el aceite de argán presenta múltiples beneficios para el rostro, consiguiendo mantener en óptimo estado la estructura cutánea y la actividad metabólica de la piel.

Gracias a su concentración de ácidos grasos insaturados, otro de los beneficios del aceite de argán para la cara es que ayuda a restaurar la película hidro-lipídica de la piel. Esta particularidad hace que la pérdida de agua transepidèrmica sea menor y, como consecuencia, mejoran los niveles de hidratación cutánea.

En otras palabras, el aceite de argán no aporta agua a la piel, pero si consigue aumentar significativamente la hidratación del rostro gracias al hecho que mejora la retención de agua que proviene del interior.

La concentración de tocoferoles naturales (vitamina E) en el aceite de argán es especialmente alta y le confiere a este aceite propiedades anti-radicalarias.

También su elevado porcentaje de polifenoles es destacable, un tipo de compuesto conocido por prevenir las arrugas provocadas por los rayos UVB y el fotoenvejecmiento provocado por la destrucción de colágeno y las respuestas inflamatorias.

Por este motivo, se considera que utilizar una crema con aceite de argán es beneficioso para cuidar la piel de la cara y para prevenir los signos de la edad y ralentizar el envejecimiento.

¿Tiene alguna contraindicación?

El aceite de argán es considerado un ingrediente seguro y sus componentes no se consideran agresivos para la piel.

Se han declarado algunos casos de irritación en los ojos o en heridas, pero solo cuando se ha usado incorrectamente. También hay un par de estudios que analizan dos casos de reacciones alérgicas (llamadas dermatitis alérgica de contacto) pero en ninguno de los dos casos se identificó exactamente cuál de los componentes del aceite de argán fue el causante de la reacción.

Para poder estar tranquilo es importante que elijas productos de buena calidad y que consultes con tu médico o dermatólogo si presentas alguna afección cutánea previa.

En general, se puede considerar que el aceite de argán no presenta contraindicaciones.

¿El aceite de argán sirve para quitar manchas de la piel?

Por la hidratación, nutrición y suavidad que el aceite de argán proporciona a la piel, se considera que este aceite tiene propiedades regeneradoras.

En este sentido, el aceite de argán ayuda a mejorar el estado general de nuestra piel y ayuda a prevenir la falta de brillo, la aspereza y el envejecimiento prematuro.

No obstante, que sí presente cualidades regeneradoras, no significa que tenga la capacidad de quitar las manchas de la cara, al menos no de manera directa.

Utilizar aceite de argán para el acné, ¿funciona?

Otra de las propiedades que se han observado en el aceite de argán es su capacidad de regular el sebo cutáneo y restaurar el equilibrio del manto lipídico de la piel.

Esto, junto con el hecho que el aceite de argán se considera un aceite no comedogénico, hace que se recomiende para casos de acné juvenil en distintas páginas de internet.

Si bien nosotros hemos encontrado estudios que sí demuestran que el aceite de argán ayuda a regular el sebo, cierto es también que no tenemos suficiente información para afirmar que el aceite de argán ayuda a mejorar los problemas de acné.  Tenemos que tener en cuenta que hay diversos factores que producen acné y solo un experto puede decirnos cuáles son sus causas y qué tratamiento es mejor seguir.

 ¿Y qué pasa con las cicatrices?

Lo mismo que pasa con las manchas en la cara pasa con las cicatrices: si bien el uso de aceite de argán puede ayudar a mejorar el estado general de nuestra piel, y de manera indirecta mejorar ligeramente el aspecto de las cicatrices, esto no es suficiente para afirmar que el aceite de argán tiene la capacidad de eliminar las cicatrices.


¿El aceite de argán sirve para las estrías?

La pérdida de colágeno y la degeneración de las fibras dérmicas que experimentamos con la edad afecta negativamente la elasticidad de la piel y acelera el envejecimiento.

Hay estudios que han demostrado que el efecto sinérgico de la vitamina E y el ácido ferúlico del aceite de argán tienen un papel clave en el mantenimiento de la flexibilidad y la elasticidad de la piel.

Esto sucede, entre otras cosas, porque se regulan las proteínas involucradas en los procesos celulares de crecimiento y desarrollo (factores de crecimiento transformante beta o TGFβ) y esto da lugar a una señal que induce nuestra piel a producir más colágeno y fibras elásticas, necesarias para el aspecto normal y la integridad de la piel.

Como en el caso anterior, si bien mantener la piel elástica y flexible puede ayudar a prevenir las estrías y mejorar su apariencia, no podemos afirmar que el aceite de argán directamente sirva para reducir las estrías.

Ahora ya conoces un poco más todos los beneficios de este aceite ¿Qué te han parecido todas las propiedades del aceite de argán? ¿Ya conocías todos sus beneficios?

Fuentes y enlaces de interés

Aquí te dejamos algunos de los estudios que confirman los beneficios y propiedades del aceite de argán:

  • Boucetta, K. Q., Charrouf, Z., Aguenaou, H., Derouiche, A., & Bensouda, Y. (2015). The effect of dietary and/or cosmetic argan oil on postmenopausal skin elasticity. Clinical interventions in aging, 10, 339.
  • Guillaume, D., & Charrouf, Z. (2013). Argan oil for nutritional and skin care applications. Agro Food Ind. Hi‐Tech, 24, 28-30.
  • El Abbassi, A., Khalid, N., Zbakh, H., & Ahmad, A. (2014). Physicochemical characteristics, nutritional properties, and health benefits of argan oil: A review. Critical reviews in food science and nutrition, 54(11), 1401-1414.
  • Popescu, C (2014). Study on effectiveness of two cosmetic creams with argan oil and their subjective and instrumental evaluation.
  • Guillaume, D., & Charrouf, Z. (2011). Argan oil and other argan products: Use in dermocosmetology. European Journal of Lipid Science and Technology, 113(4), 403-408.
  • Guillaume, D., & Charrouf, Z. (2011). Argan oil. Alternative Medicine Review, 16(3), 275-279.
  • Accame, M. E. C (2014). Plantas medicinales y derivados en dermatología (I).
  • Vaughn, A., Clark, A., Sivamani, R. & Shi, V. (2018). Natural Oils for Skin-Barrier Repair: Ancient Compounds Now Backed by Modern Science. Am J Clin Dermatal, 19 (1), 103-117.

Deja un comentario

v

At vero eos et accusamus et iusto odio dignissimos qui blanditiis praesentium voluptatum.